Ataque hacia el metal nacional: sólo al árbol que da buenos frutos se le tiran piedras

by ▲Augustus▲

Una antigua fábula de Esopo narra que en una ocasión, una zorra intentó alcanzar unas uvas maduras y jugosas, y tras varios intentos infructuosos, se consoló diciendo: “Están verdes”. La mediocridad, las críticas y los comentarios que no llevan hacia ningún lado, al igual que la frustración y la envidia, son terrenos fértiles para vociferar y hablar acerca de lo que no se conoce.

Lo desconocido ha apasionado y cortado en seco al ser humano desde tiempos remotos. Desde que el hombre de las cavernas miraba al cielo durante la noche, tratando de entender el porqué de esas lejanas luces salpicadas en el firmamento y el porqué de cuanto sucedía alrededor, la incertidumbre, la duda y el prejuicio han llenado la mente humana, al punto de sacar conclusiones apresuradas. No es para nada nuevo, que caigamos en la trampa de creer que lo que vemos es real, cuando son nuestros ojos los que nos engañan, una y otra vez. El conocimiento no siempre es sensorial, pero en la cómoda sociedad en la que vivimos hoy en día, queremos que todo se nos dé ya mascado, y no es la primera vez que saco a bailar este punto en particular.

Algunos sectores del complejo grupo social que constituye nuestro país parecieran en empeñarse en atacar a la escena en un intento por hacer sentir inferiores a los miembros de las bandas, que tan sólo tratan de hacer de tripas corazón al fundar sus bandas. Eso sin tomar en cuenta todo el esfuerzo que conlleva programar ensayos, pagar salas, compra de equipo y todos los gastos económicos que hay implícitos. Esta escupida la hemos recibido tantas veces, que creo que ya a nadie ofende ni tampoco extraña.

En pleno año 2017 se tiene que lidiar con la crítica malsana y la envidia de la mala. El metal nacional se ha propagado al punto de poder conocer muchas agrupaciones que en otros tiempos hubieran seguido replegadas en el anonimato, debido a la falta de los recursos de difusión, pero las cosas han cambiado mucho. Lamentablemente no se puede decir lo mismo de quienes nos tiran la puerta en la cara y se niegan a ver en el metal una forma de expresión, una forma de sacar algo que se lleva dentro y debe salir de alguna forma.

No falta quienes nos politizan y nos ensucian con sus rencores, retóricas y todas las cosas que sabemos que nos dirán. Olvidan que hubo una época en la que se decía que la juventud no se puede quedar atrás en el avance del progreso, y es éso lo que se trata de demostrar. Las nuevas generaciones no pueden darle la espalda a una mirada paisajista de la realidad. Los sectores considerados poseedores de la razón creen aún tenerla y se llenan de calumnias para catalogar a una expresión musical. Su credibilidad y justificaciones tiene pies de barros, y sin embargo, son ampliamente escuchados. El aislamiento y la auto marginación por parte de los aficionados al metal se vislumbran como la única salida rápida.

Tal salida no es fácil. No es escondiéndose como saldremos de tal dilema. Es el hecho de buscar respeto como expresión artística lo que hará que las aguas vuelvan a su cauce, y es por ello que se enfatiza constantemente que respetándonos como metaleros es como un mundo lleno de habladurías finalmente callará para tomarnos en serio.

No vacilo en afirmar que ese lejano día llegará, pero no por arte de magia, sino por cosechar lo que se ha sembrado. No son los ataques los que nos debe importar, sino el hecho de estancarnos y no poder avanzar. De no poder demostrar que también merecemos un lugar en un país que de varias formas y en repetidas ocasiones nos ha demostrado menosprecio.

Aprovecho la oportunidad para agradecer los espacios que han dado un voto de confianza a la escena nacional haciendo magnos esfuerzos dentro de lo poco que se puede hacer para promover la cultura del metal en El Salvador. Son dignos de encomio por tal labor.

Quien escupe hacia arriba, en el rostro le cae la saliva dice un conocido adagio. Desfallecer es algo que no debe suceder. Ni hoy, ni nunca.

 

▲Augustus▲ es administrador y colaborador de Metal SV.